Amar, desde este instante

A veces, la vida te pone en determinadas situaciones que te duelen y que no entiendes por qué están sucediendo. Te obliga a mirar tu sombra, a abajarte de tu pedestal y a agachar la cabeza con humildad. Es necesario, aunque sea doloroso. Pero tiene sentido.

Todo se muestra en nuestra vida si queremos mirarlo, tarde o temprano, para que pueda salir a la luz y así ser sanado.

Desde esa posición de humildad desde la cual el dolor te coloca a veces, estaba contemplando hoy las ideas que tengo en mi cabeza sobre una persona cercana a mí.

Hace tiempo que escuché y que sé que nadie tiene la capacidad de hacerme pensar nada ni de hacerme sentir nada, a menos que yo le entregue ese poder (que es mi poder).

También vi al darme cuenta de ello que son únicamente mis pensamientos acerca de esa persona o de lo que yo veo ahí fuera, los ÚNICOS que pueden hacerme daño: mis propios pensamientos, nunca la persona en sí.

Y hoy, contemplando mis ideas acerca de esa persona me he dado cuenta de repente de que son un disco rayado, que apenas cambia con el tiempo. Es decir, que se repiten una y otra vez, como el ajo. De tal forma que cuando miro a esa persona, no la veo, puesto que lo único que veo son mis ideas acerca de esa persona, que por supuesto, en algún punto, ya la han juzgado y condenado. Es muy doloroso darme cuenta de ello.

Ese disco rayado no me lleva a ningún sitio, eso está claro: no tiene la capacidad de llevarme a la felicidad, nunca lo hizo y por lo tanto nunca tendrá la capacidad de hacerlo. Entonces, ¿por qué me aferro a él? ¿por qué no decidir soltarlo simplemente? ¿no será que cuando yo pienso esto de esta persona ello me permite pensar, por contraste, otra cosa muy diferente de mí misma?

IMG-20150730-WA0000

Escuece mucho tener pensamientos acerca de una persona y darte cuenta de que tú los estás eligiendo deliberadamente.

No vemos a las personas más cercanas a nosotros. Solo somos capaces de ver lo que nosotros pensamos de ellos, es decir, su pasado. Y sí, es posible que esa persona piense de ella misma lo mismo que yo pienso. Pero aquí lo que importa no es eso. Aquí lo que importa es lo que YO pienso, pues es eso lo que me está afectando a MÍ.

¿Podríamos abrirnos a ver esa persona tan cercana, con la que a veces llevamos años compartiendo multitud de cosas, de una manera completamente nueva?

Acompáñame, por favor. Posiblemente alguna persona ya te está rondando ya en la cabeza, tu sabes quién es. Tómate sólo un instante. ¿Podrías abrirte a verla solamente desde este instante, completamente libre de su pasado, completamente libre de las ideas que tienes sobre ella?

Es curioso que con los desconocidos, nos cuesta mucho menos, y aún menos al empezar por ejemplo con una nueva pareja. Pero cuanto más tiempo pasa, más nos pesa el pasado, más defectos vemos en el otro etc. Nos “pesa” el pasado…¿por qué no soltarlo?

Nos aferramos tanto a nuestros pensamientos y creencias que no los cuestionamos. Son verdad para nosotros, porque nosotros pensamos que lo son. Y punto.

Pero en realidad, cuando accedemos a ese espacio de humildad, nos damos cuenta de que no,  no lo sabemos. Quizás la vida sepa más que nosotros. Quizás este instante contiene una inteligencia mucho mayor que la nuestra, si nos damos el permiso de abrirnos a ella.

Intuyo que si quiero realmente abrirme a amar al otro de manera incondicional, esto ha de pasar por soltar todas mis ideas acerca de esta persona y de poder por fin, mirarla libre de su pasado, desde este instante. El único que tiene lugar en mi vida a cada momento.

Desde ahí sí que puedo ver toda la luz de esa persona. Desde ahí, puedo darle las gracias por ser como es. Y por todo su pasado también.

Porque es entonces gracias a ella y a todo eso, por lo que yo puedo y elijo ser por fin, LIBRE, completamente libre. Y es esa persona que tengo en frente en este momento la que tiene la llave. A cada instante.

Por Maricarmen Pérez Díez

https://plus.google.com/u/0/

¿Quieres leer  más artículos como éste y estar informad@ de todas las actividades? ¡Suscríbete en la casilla de arriba a la derecha!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s