La Unidad de la Vida

La vida a veces nos parece un camino de espinas, a veces parece un camino de rosas.

Sin embargo, las rosas no están separadas de las espinas, ni las espinas de las rosas.

O dicho de otro modo, más allá de nuestras interpretaciones sobre la vida, la vida es vida.

En esencia la vida es magnificencia, es presencia, es amor. Manifestada en múltiples maneras, eso sí. Pero siempre Vida, siempre Intensa y fresca.

Lo único que nos impide disfrutar de la Vida tal y como es, son las interpretaciones que hacemos de ella, nuestros pensamientos acerca de lo que sucede o no sucede.

Pero más allá del mundo del pensamiento existe otro mundo más real, más vivo, más fresco. Se trata del llamado mundo del Ser.

Y la manera de ser conscientes de ese mundo que ya existe en cada uno de nosotros es Siendo, permitiendo a nuestra Vida manejarnos, entregándonos al flujo nuestra vida, dejando de luchar y de oponernos a nuestra experiencia, sea cual sea.

Sintiendo. Cualquier cosa que se presente, no importa que forma tome. El sentir lo que sentimos nos conecta con la esencia de la vida. Nos conecta con la Vida Vibrante que se encuentra dentro de cada uno de nosotros y que mucho más allá de nuestros pensamientos, es vida, energía en movimiento, sin interpretación, sólo Vida, sólo Intensidad, sólo Energía.

cursos de mindfulness para empresas, cursos de mindfulness en madrid, cursos de mindfulness, meditacion, soy presencia, mindfulness, reiki, cursos de mindfulness, cursos de reiki, cursos de meditacion, terapia reiki

En ese punto podemos sentir como eso que sentimos en nosotros, existe a su vez en todos y cada uno de los seres que nos rodean, más allá de nuestras interpretaciones sobre ellos. Y es que esa presencia no entiende de divisiones, solo entiende de Unidad. Sólo entiende de Amor. Sólo entiende de Ser. No juzga nada. Simplemente Es. Se sabe Completa. Es.

Me uno a mi vida. Me dejo en las manos amorosas de aquello que me creó y que me sigue manteniendo viva. ¿Quién mejor podría guiarme que aquello que me creó y que me está dando vida continuamente?

Y no hay que ir a buscarlo muy lejos no… Está tan cerca de mí. Está en cada aliento, en cada latido de mi corazón. Está tan cerca de mí para que nunca pudiera perderlo, tan tan cerca que lo puso dentro de mí.

Nada de ahí fuera puede compararse con la magnitud, la grandeza y la insoportable belleza de lo que llevamos en nuestro interior.

¿Por qué no darnos internamente el permiso de mirarlo y experimentarlo, más allá de lo que pensemos al respecto de todo ello?

https://plus.google.com/u/0/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s