Sobre las cosas que tengo que hacer para merecer la felicidad

Esta semana he tenido una toma de conciencia profunda acerca de una cuestión que de algún modo, llevaba intentando sanar en mí desde hace mucho tiempo. Pero para que sea sanado, antes es necesario verlo en profundidad.

La idea que he visto es…simple, cotidiana y está profundamente arraigada en nuestro inconsciente colectivo:

No merezco estar bien (en paz, feliz, en abundancia, con dinero etc.) si antes no hago…

Esa es la idea que he visto en mí, de manera muy muy pero que muy clara. Siempre me he preguntado cómo puedo saber si estoy haciendo lo correcto, si el paso que voy a dar está acorde o no con la vida, si esto que estoy haciendo me llevará a triunfar o a morir de hambre, si me llevará a la felicidad o a la infelicidad. Y en realidad, sigo sin saberlo. La vida no tiene unas reglas fijas como las matemáticas. Para mí sigue siendo un profundo misterio. Pero hay un miedo profundo tras esas preguntas: miedo al abandono, del otro, o de la vida. Una cierta duda sutil o menos sutil, de que en realidad hay algo incorrecto que yo pueda hacer, y por la que seré castigada.

Así que he podido ver de manera muy clara, esa parte de mí que me dice: eres incorrecta, porque no trabajas suficientes horas, o porque no te planificas bien, o porque no estás atinando con tus acciones y vas dando palos de ciego, o porque no pasas suficiente tiempo con tu hija, o porque aún la casa está por limpiar, o porque olvidaste llamar a tu madre…

Y una vez vistas (y sentidas) estas ideas, de manera tan absolutamente clara, y de ver todo el miedo, la sensación de incorrección y de carencia que llevan aparejadas, además de ver que obviamente son falsas (porque no conllevan paz) he tomado una firme decisión:

cursos de mindfulness para empresas, cursos de mindfulness, cursos de mindfulness en madrid, meditacion, soy presencia, mindfulness, reiki, cursos de mindfulness, cursos de reiki, cursos de meditacion, terapia reiki

Soy merecedora. Confío en la vida. No importa lo que haga o deje de hacer, me merezco triunfar (aunque en el fondo desconozco que significa realmente triunfar) pero sí, me merezco todo lo bueno, merezco ser feliz, merezco abundancia, merezco estar en paz. Y parádojicamente, sólo yo misma estoy en medida de darme ese reconocimiento, ese merecimiento. No viene de fuera. Sólo puedo dármelo yo, sólo depende de mí.

Y desde aquí, proclamo a los cuatro vientos que me lo merezco, que soy suficientemente válida, que soy suficientemente buena…no por nada de lo que hago, ni por nada de lo que digo, ni lo que pienso…sino sencillamente por lo que Soy…y desde ahí, únicamente desde ese lugar, ahora sí, puedo atinar a ver el valor de todo lo que hacen cada uno de mis hermanos, y de todo lo que valen.

Unifico mi propósito con la vida, me dejo en paz, me dejo en la confianza de que la vida me va a proveer y me va a apoyar, en sus formas misteriosas y desconocidas para mí en este momento, pero sé sin duda que lo va a hacer. Y eso no depende de las acciones correctas o incorrectas que yo pueda tomar. No, mi valor no está en eso. Mi valor viene de un lugar mucho más profundo, de Quién soy en realidad.

Así que me abro a recibir, porque me lo merezco.

Reclamo mi poder, y me abro a recibirlo.

Sólo en este instante puedo triunfar en realidad. Sólo hoy. Sólo ahora. Y elijo triunfar. Elijo paz, elijo confianza, elijo descanso.

Elijo abrirme con alegría a mi vida hoy, aquí y ahora. Ese es mi poder.

Gracias, gracias, gracias.

Maricarmen  Pérez Díez

Instructora de mindfulness. Maestra y terapeuta de Reiki

Nature Guide Wattpad Book Cover

¿Quieres leer  más artículos como éste y estar informad@ de todas las actividades? ¡Suscríbete en la casilla de arriba a la derecha!

https://plus.google.com/u/0/

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre las cosas que tengo que hacer para merecer la felicidad

  1. José Parés Pérez

    Hola Maricarmen: Entiendo perfectamente tu liberación. La estoy viviendo muy semejante pero por una distinta apertura. He comprendido que no puedo apegarme a ninguna seguridad de nada porque la vida no inca me ha ofrecido ningún tipo de seguridad. Creía o imaginaba que las podía sentir si creía en algo que supiera no real. Ningún apego me proporciona seguridad. Este momento es todo lo que soy. Trato de vivirlo con el AMOR que ya tenia descubierto hace tiempo.

    Aprovecho este contacto para comentarte también el otro asunto pendiente. El médico me confirmó que mi curación fue muy rara en esta problemática. Naturalmente, como no mencioné la verdadera razón pues no se puede hablar de “eso” aquí con los médicos, lo adjudicó a que yo había actuado muy bien al adelantar parte del tratamiento hasta que pude conseguir la cita con él. Pero ambos sabemos a qué se debió. Como me gusta ir a fondo en estos asuntos por lo mencionado en el tema anterior, hoy voy a conversar con una persona que conversó con un señor en Argentina que “sanó” a su esposa sin venir a Chile. Si surge algo interesante y te interesa, te lo comentaré. Un apretado abrazo, José

    Enviado desde mi iPad

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. soypresencia Autor de la entrada

      Muchísimas gracias José, que gran alegría leerte, por supuesto que me interesa todo esto, la vida es un puro milagro que cada día estoy descubriendo asombrada con ojos nuevos. Gracias por compartirme estas cosas por tu bella compañía en todo este proceso tan hermoso. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s